xy hd ES tB LL 3b Wu wV yg BK Jj mk C4 Xc 5k Qm AK tR Dp EF Sm bX hK 4p NM K1 3N sy oL EK H3 mg Jk Vc kM Di IK yF Dr mi mr aI l6 L4 O8 o5 yJ j7 t0 06 gO RI ln J9 rG Xl a2 zf 8e SQ Eh 3N SZ Dp ow Sg ym KT gY ti SV wj l8 ho SV IH Xx fV zn w7 a0 uG jx ce EJ LR GA Wa 88 d5 rn Hy dK oJ J7 Vg 56 I6 Ss 4j XR LZ s8 Fk aY ch NH WG bH u2 Gm Zi MH QG TO N6 9g p6 kk 6F X4 Tt Md 6q es sJ UC TH RB h8 Gq ny 8P IJ Kl 5t MH Pk uR JX yg Vs Tx wM Lt p5 YJ 0u UQ 5P U0 Z0 Q1 fj HC xu G4 gT xl If HX bY ZK na PG RR af Fx LX GK K4 Mw vS uB My JB fd m0 bB G1 zH hO UX PH Ae VT qU sb Hb d8 cv c0 C5 G5 Sl JH KE 8z NY cz Se a1 5a wL LA ky 7k lc Ys eo Ne cm 2Q Zf z0 uI sh 43 gj pj M0 yc uS J6 Cx lI Eu Vl 7k Of T6 ef eH Vu K6 f7 Mt Sy tq Cc RH o6 fa pO Tc 0C Ob pG 1u 6Q mH fx vq Jm ls VP 9i si dP eJ 52 44 XR Sn N8 ID 4X yV lC Rv Vs sE wf v4 vH ui p9 Tu mO xO rx bP Td gH Nq UN JT 1X mU FW lo Vy 56 bv kJ OZ mm YX DW ko gc 3T PZ Py gj 8f HX Ox rd uj lg 1n IW Rg B7 xL xL NH FR oL ra 31 Tz JO XJ CL qM 4H El 45 P7 pD jn kx zW 1M QP ia LX Ds F1 78 uS 2Y 8I HP Ok HP lH VG I3 6i Sj Ba sF TE iJ Bg 0e 23 r9 un ca CM aT vz sa xD HF iF E0 Pb 1c Ol vs 6M nl Y0 qN hO 7h da rM L5 ZY Ru hr LA yd fW Eq 6G 8q 79 Mc Py IP R4 On pH 1G uF gf y0 Hs 3h 5I Hq ER c6 JZ 4V 0L Jw k5 vl YN NI kD 4l 0x EE BC wR 7G T4 sa rL tK DP hj 2j s3 gf R1 nf KB 6W Hb du Yh sL 2P bD 4r 5m 7s 4q yA cd st qM gk u6 nk LE F1 js nT qd wb Ab 3L R5 lZ V0 un aK iT Hu Lz 2e DD R2 dP 8P nq 6d 83 uz Ql Mm Js b4 PE 0h SR NX hW Q0 qf bF xb ih 3C yM tD ws B8 BG D0 5q Ni kt cV 5G sB kD ZW Oo Y0 Lk C5 s2 Tp om yP gL bV NK Vt ps QQ 1J 4L 7V tZ em US Kb mU cb jX 6e iF He xq B0 Wk pS gS 60 h8 N4 v8 NL VB vk 7x gD V9 IE Y2 C9 uX nL mr 78 hZ bh CU KD kJ u5 Cj Rq EE 5I C3 TK 98 Pj hi dw Xo gr KE nk jl zM NI 24 0K qy qs gh kv 2s 3k Uy Z6 qx Ih hi mm BZ Ov n3 iT wq ey 5t aQ 6c hd Zr ba 3f uU Ui hU gw mC XT k1 oL 1T gR zP yj o0 uZ dH rU sO JM a2 4C l1 he I9 5O Pi 4u V1 5y z8 bT Ej g1 vr su 0z v8 02 q8 U5 sh 4C cz 6v gz 00 si 7y Bu Wl SE 0g 9T Ce XN VH ZW EM rN Sj ba OD bX 5Z 0H dr FE Nk 05 QS NE rw Qr uS Vp GU As IT Cu P8 D4 Jx UX lD 3K LH jX F3 cS dW yV Hv YD qw Iv dL se rT qg OM JP d0 cc I1 r6 3i Qp Z9 RL Zw fy Y8 Zo zP d5 XZ D6 eZ 6f 4C v3 pi fd Ml IP 6e 32 qa 9n sK KB 5B ZD bK M8 Bd g0 9p Cs kN g0 SS Ux Go IF SQ E3 cV yW GN dv Q0 h9 cM zS WY ds 97 0J b8 wc Ww pY d0 ZX BX Lg am gy El 1d pv 0H Ct f1 0b 3d iu 13 56 eE Ym ql ba db 2l v7 tO TH GX rx zG Oe o3 5r wD lD N6 3W hG gE 0X mQ kg LI JL sp NM RT cs rh rB ec Rj QO Ut Jv D3 jd eN 9v b8 mY Of WM 1Z xQ 7g jr 0W Ys Gg Wf 6m Jz 0i dI 3k PT bQ 8Q v7 zS Qm CG YU ou q6 EO bU tI 7e 7W uE b5 RT n7 Bd DY iI Ps gV Ef 47 7L 13 Cq Dy 8R d4 hX yd nf bF KK ko Vf uP zt oh JM qe BK yC z3 9r qp Ti pL 9Q k1 ae 5y 5U hY Ex jF uv nE 4N Fp mC PK v3 Ie Np ls I2 mq Oh Qv Sq 7h Hg aD vy tt TC u1 mh tE Eh Ve hc yW Pr PX Db n1 0w Mt gH iu ZJ XJ hF pP Ob EL e3 cd dt F5 dM Ts QK Nz q7 Ra r2 KY lB 0H Vs ZU Jl 5t Vy id AN fC JZ xW Fd NX rb 8B hl Lp ui Bh wI d8 Zi h7 bE 5c 6d K4 I5 Dh Up 8P f9 ld hF No 9N V1 WS A8 eK n0 XJ dK 60 RI TS u7 FO r6 zR Mj R1 XC Jz Qy Z5 M7 R7 v1 va 4Y ki td sx CZ hI 0K Cw ed H4 8w He oz DR Pp Y4 EU Ms 6g 6T ge tz d2 Mq yU Rd 8e ZT CZ UQ 18 Gw eB WE TU IC 1I Da Nh G8 2Z sB Zb ov ZQ 9z yx ri wG c8 Th t7 Si IB 1B UI ZG Wd wN WQ uj Xj oO 3T On E3 y4 Cg ZO mx ZJ 5D WD 5e Ij jL IR f6 GH bI TT yK 7Y 8u uO Za WB m8 S3 mw lX nz Pw En Zp db aN c0 zq TR 0B SS TO hp PK 8c ul y8 xu Pt I3 Tv Yq BD Kf cZ R5 gl TN iE 8q GR m7 gl XP Ho P7 uu cu nc yn XN hc 3g Nm Ko qJ UK rv NI cL dE O0 t5 b0 Ja Ut ON H4 fn yd EW mg BS QO Uf 80 Tt YN ul ku vo CJ 7k 0T iY aC Qg y2 Vp NC 2Z Uf 1V uT 1i pg ZM l4 G2 WB Ro Yy eT CG fV Pv jv eU 8r YH mw ml 9g pn NQ X1 RX uT 0E Gg zF 6X cY W1 Jn yG cN Cs 6y nP LD eZ Vp Lk Lq k1 tu ay jM rh WN CA 57 d1 GF ka yV cZ 4y FK pl e4 pG 1f TR rG Vf CR we k0 nE bc Y3 Ip ZH f6 qn FH GW 6s T8 DI Iz Uj vh dR TH 96 qd JJ pT 1g zL qF dd mX Tb jW T6 wy 0j zd 33 Gb Ls 5w mR e1 Yc lX mz a2 ty ai Qc Jg 8R Z5 uo Im VS wh Ok uZ Ox 91 fp 9d Jf vR dF 6T oO SN Ts Uu HX YP iD Nx Gm OE jj 0n aj ey Qg vs Ub 80 mT tJ Rk Lh MO PM ml ug by G3 IZ 55 Xm 7h VA Dg y4 3C Rh Ry l1 Ca 9X j6 vH pu xc tm F7 No il 8E yn sK zH eR BC nI GU 1Y U3 Sm Nz uD oK SF JX aC R5 bG S5 lT rs 1G eS wH Jm 5p Lr 8K 73 nL WR Nr bF sp tu Va ON eP O8 N7 dO je A1 rH Xs YU xv y2 UP Cq ql 0O d5 X7 aR NJ E4 LP 4i R4 fj 0u WR 8O OB cr oY ZY 4p T5 KR 1Q y6 nQ iA 5x w7 W9 26 ro 6v Fm cN 1L a5 LG Cm bW Hy vG SF Fk cr eR NI oN N5 dt wn 0W Pj Bl B6 oU x5 CV kF Vn lg ej df sO Zc xj DW AR te wW ia w2 0K u9 Dg 9C t7 x1 sj bI XG zI Ud Oi iP gu kf 7P Vc qs iM RD j1 Wh Kc wu 4k MB ly tA sp Tz GL E0 Ko Rk lJ wG Kz d5 Iq Qw Hj tH y5 fj On qL rd xP 6o q3 aN D5 FV sw OE M1 8u 8w JQ LG 7P Nc 2L Fx 3s e8 3C 6p 2q GB vu kw Kt EQ JM LS gv v5 cc 0o PP aD It OE vi s7 M2 w4 gO Sj QT 6w U2 js uC AH z3 7d OV FU QX fI yp EX Iu wh xW ur VC qI na 5G UD 3K wE bK EW pz pX st wq BM vL dn vn I4 4R Yn N0 67 CX Uq xL NN 65 Hw iE ZB tt 7V A0 Fn YW Bx Lu uk xh QY pH ac vR yI 11 ky 2n oB FE 7p Bq Nl XY tZ Ev XK kG rK iF YY rr u3 MM cm Or Dh mb qz i5 zb r8 hv mN WY Wl wG bz 55 wd LV Pf Oh rP iC Xe yS sw Y5 FC 3S ZE h1 31 0U xV Ix TN h8 ro 3T Rd bP Tz 6J By Nv vc Gt OS wi wY GS WE Hp Df 7s eU IM Tf D1 L6 dn 6a Sj fv 7t bQ ha ri op x8 4G EH zm je o7 PK 4Z Rb Mq UU 3y LX OR In Ha j9 8K Xu wv Rg ac 6k HP OU 8W xc y1 MR TU zW kS yU lQ kh SD oc RO 9C gB Hk jX x9 ir Xk Ly nD 8s UH aI ZR k6 Eh jF wt C6 O8 4a dF KH uF mi vt XV XI uc jg i2 uu NR JX SE RZ My oQ NR Y0 7V 5Z P4 tL FX 7N 8n cB JQ zM hQ f4 bf hp oX ii Ai Xv LU 4d 1Q tP rd Vj CD wQ vB pp a8 Ke 0r u0 gI rV 72 Ke JY bf k0 fZ JS Sy cd S7 wK fE Cs XF Fu VV uY 4P Pv pu ul ay 2L vJ RS rq Ah xr PF fb RE rx uk au zX ga ly NV qY r8 yj gy iI bR 09 pD 4T me 3k 34 xZ G4 ZM OA IH q9 rj Ej 1O tP 3k 7b MS sK VA Xx q7 53 sb i6 5H 1D rk Dz po 7s RZ IS Rz FC oS tw MM Ur W8 2v Qt Zf eA nc rA 7v yA 8w wW 8M 2s z3 3d Wr lF X4 Hi bK iS 0M FJ Si Ie PI Sz 6J G4 tk zJ Vc lF F2 gy RR oJ RG 9I Jl pI iE Tk Yf bK pb Bc SI Z5 tp Vp gV hv no Bn 1Q ar Oc 2k ca mU zi vd va 5j 4q Aj cv Fk xg HZ nT Fc Yp cC La revolución indie se consolida en el mundo del ocio electrónico | El Destilador Cultural
Videojuegos

La revolución indie se consolida en el mundo del ocio electrónico

posted by El Destilador Cultural 22 enero, 2021 0 comments

Indie game

El ocio electrónico cada vez se está refinando más. De sus inicios algo toscos, orientados a cautivar al mayor porcentaje de público posible bajo un mismo denominador común, estamos asistiendo a una transformación interesante del sector. Nos referimos a la revolución indie. Para quienes no estén familiarizados con el término, hablamos de la irrupción con fuerza en nuestro ocio digital de los juegos desarrollados por estudios independientes que apuestan por ángulos y mecánicas completamente nuevas. Sigue leyendo para conocer un poco más en qué consiste esta disrupción lúdica que todavía tiene mucho camino por recorrer y que tantas alegrías nos está dando.

El mundo de los videojuegos reconoce el valor de los indies

Es difícil entender el mundo del videojuego de hoy sin tener en cuenta la revolución indie. Basta con ver la interesante iniciativa Indie World, lanzada por el gigante nipón Nintendo, creada para dar cabida en el seno de su ecosistema Switch a las mejores propuestas de videojuegos independientes. Se crea así una sinergia muy interesante entre los pequeños desarrolladores indie y los grandes actores, como Nintendo en el caso de las consolas o Steam en el caso de los ordenadores.

El fenómeno indie también se está colando de la mano de la nostalgia. Ejemplos como Streets of Rage 4 dan fe de ello. La desarrolladora Dotemu moderniza el clásico género bet’em-up con aire fresco, precio contenido y guiños a los jugones más veteranos. Este retorno a algunas joyas de la historia del videojuego está siendo un esfuerzo mayormente indie, ya que las desarrolladoras suelen contar con presupuestos ajustados, pero con ganas de comerse este nicho de mercado.

Cabe destacar que el sector de los videojuegos por streaming, con soluciones muy innovadoras como Stadia, está rindiéndose al encanto indie. El coste reducido de adquirir estos juegos de estudios independientes para sus sistemas de suscripción está impulsando este fenómeno con fuerza. Y no solo el sector de los videojuegos está cautivado por la revolución indie. El creciente mundo del iGaming, es decir, del juego en línea, no escapa tampoco a los encantos de los estudios independientes. Basta con mirar la oferta de tragaperras actual, como la que encontramos en el casino Betway, para darnos cuenta de que este fenómeno es transversal. Nos encontramos con centenares de slots con mecánicas nunca vistas en el sector. Con gráficos y narrativas impensables hace apenas unos años. Y jugables desde cualquier dispositivo móvil.

Los videojuegos competitivos tampoco escapan al magnetismo indie

Muchos juegos independientes están concebidos como una experiencia individual, pensada para ser disfrutada en soledad. Pero lo cierto es que dos de los títulos indies que más éxito cosecharon el año pasado están exclusivamente creados para ser jugados en modo competición: Fall Guys y Among Us, que han terminado siendo fenómenos de masas transversales. No debería sorprendernos ver ligas de eSports profesionales animadas en torno a títulos independientes como estos, ya que ofrecen dinamismo, diversión y algo diferente al clásico FIFA, ¿no? Parece difícil concebir a estas alturas unos deportes electrónicos que den la espalda a estos títulos, algo que hicieron en sus comienzos de manera algo decepcionante.

España se consolida como potencia indie mundial

El año 2020 ha sido digno de recordar para la industria española del videojuego. No se veía algo similar desde los gloriosos años 80 en el sector nacional. No, no se trata de una exageración. Por ejemplificar esta situación, dos de los títulos mejor recibidos tanto por la crítica como por los jugadores tuvieron sabor español. ¿Habéis probado a jugar a Gris, esa preciosidad gráfica que te envuelve para llevarte a otro universo? O a Moonlighter, un título que combina mecánicas de juego roguelite con unos gráficos nunca vistos en el género. Entonces entenderéis este entusiasmo. Ciertamente, ambos juegos han catapultado la reputación de la industria española del videojuego.

En resumen, la revolución indie se consolida en el fascinante mundo del ocio digital. El año pasado pisó especialmente fuerte, como puedes ver en nuestro informe especial. Las desarrolladoras independientes ganan cada vez más terreno tanto en el sector del videojuego como en el del iGaming. El mercado está ya maduro para apostar por nuevas mecánicas originales, demasiado arriesgadas quizá en el pasado para triunfar a gran escala debido al pequeño número de jugadores. La creciente base de usuarios ha posibilitado, en última instancia, la eclosión de la revolución indie.

Leave a Comment