AnálisisShooterVideojuegos

Left 4 Dead (Xbox 360)

posted by Hazuki 29 octubre, 2009 1 Comment
Apocalipsis zombie

Ahora que su segunda parte está al caer (19 de noviembre) es un buen momento para recuperar y analizar la primera entrega de este shooter cooperativo desarrollado por Valve y Turtle Rocks (artífices del eterno Counter Strike).

El juego salió en exclusiva para Xbox 360 y PC el 21 de noviembre del 2008. Left 4 Dead se construye bajo un sencillo planteamiento: 4 campañas (ahora cinco con la expansión de Crash Courses), cuatro supervivientes a elegir, y hordas y hordas de zombies dispuestas a evitar que el jugador que controles no llegue al refugio que finiquita las pantallas (cinco por campaña).

El verdadero punto fuerte del juego se encuentra en su modo cooperativo, o bien con un amigo en pantalla partida, o bien en su modo online con tres humanos descerebrados más (casi siempre rednecks de Oklahoma).

El gran logro de Left 4 Dead está en cómo han enfocado todos los elementos hacía un mismo objetivo: conseguir una jugabilidad inagotable. Ni su historia, ni el apartado gráfico, ni las opciones de juego, ni la música son dignas de halagos. No obstante la unión de estas ha creado el juego más adictivo que ha jugado quien esto firma en los últimos años.

Como apuntaba en el párrafo de arriba, el juego de Valve presenta un apartado gráfico bastante justito. De hecho el juego utiliza el mismo motor Source que tan buenos reductos dejó en los títulos de Orange Box, pero que a estas alturas se percibe algo tosco en los polígonos, y la definición de las texturas. A pesar de esto, su física sigue estando a un buen nivel.

Por lo que se refiere a la música, y en concreto a su banda sonora, podríamos afirmar que ésta es inexistente, tan sólo notaremos pequeños fragmentos musicales cada vez que el cuerpo se nos tense. Cada vez que nuestro cuerpo reaccione de la misma forma querrá decir que cerca hay la presencia de algún infectado especial. Una muestra más de cómo canalizar elementos, a priori insignificantes, en una jugabilidad de muerte. Mención especial merecen esos momentos de tensión que irrumpen cada vez que se oye la tétrica melodía al más puro estilo Krysztof Komeda que asociamos a la witch. Una tensión que tan sólo se diluye con los llantos de la bruja letal alejándose, o simplemente con nuestros sesos esparcidos por el suelo.

En esa misma línea, se pueden ubicar unos efectivos efectos de sonido vinculados a cada uno de los infectados: Boomer, Smoker, Witch, Tank, o Hunter.

Como decíamos en su introducción Left 4 Dead sigue un planteamiento lineal, aquí ni la historia, ni los personajes, ni el progreso del jugador en el juego tienen importancia alguna, más que nada, porque son inexistentes. A pesar de ello se agradece el homenaje a película de terror de serie B que se ha impregnado a su conjunto, dividiendo las campañas como si fueran cuatro películas (con títulos de crédito y todo), y compuestas por cinco actos que determinan las pantallas. Un homenaje que se desprende también del concepto visual del título, cogiendo como referencias desde los filmes de zombies de George A. Romero hasta versiones más modernas del muerto viviente como son El Amanecer de los muertos o 28 días después.

Su desarrollo es muy lineal, el camino viene muy marcado, pocas elecciones quedan a la elección del jugador. Una de las pocas es escoger el personaje. Deberemos escoger entre:

Zoey: una joven estudiante, amante del cine de terror de serie B

Bill: un veterano de la guerra del Vietnam

Francis: un motero con pinta de haber estado más tiempo en el trullo que en cualquier otra parte

Louis: un analista del departamento de IT de una empresa

La campaña de un solo jugador pierde atractivo tras un par de partidas largas, a pesar de la vidilla extra que se consiguen con los surrealistas logros y el gran acierto del director de IA, que posibilita que no se repitan nunca dos partidas exactas. Sin embargo la mejor manera para suplir esta carencia, es el juego online y los distintos tipos de juego. Empezando por el cooperativo online a 8 manos, una manera de jugar y rejugar las campañas con la compañía de humanos. Luego encontramos el modo enfrentamiento, una adictiva modalidad en la que pueden jugar hasta ocho jugadores: cuatro como infectados (de manera aleatoria se te pone en la piel de un infectado, exceptuando la witch y las hordas que no se pueden controlar), y los cuatro supervivientes que deben intentar por todos los medios llegar al refugio. Una vez llegan o una vez que todos son huesos tras ser devorados por los zombies, los jugadores (equipos) cambian las tornas. Y por último, y no menos especial, está el modo supervivencia. Una especie de Apocalipsis zombie, en el que cuatro jugadores deben aguantar el mayor tiempo posible la llegada non stop de hordas, tank, hunters y cualquier animalejo infectado que se cruce. Tan adictivo, como corto, y sobre todo, extremadamente intenso. Aquí un servidor aún no ha superado los cinco minutos de aguante (necesito cambiar de amigos ya!).

En este FPS  la táctica de grupo que se utilice incidirá más de lo que en un principio podría parecer en el desarrollo del juego. Es muy importante la cooperación entre los supervivientes para terminar con éxito las partidas. Para ello, utilizaremos el micrófono para dar señas a nuestros compañeros, diseñar tácticas, o pedir socorro. Este último paso el de socorrer a compañeros con medikits o salvarlos cuando yacen en el suelo, es esencial para que el grupo mantenga su unión y cohesión, y pueda afrontar a los ejércitos de zombies con garantías

Concluyendo Left 4 Dead es un título con una jugabilidad impecable, que se refleja en noches sin descanso en las que se acaba viendo el alba. La propuesta de Valve es extrema, desfasada, frenética, 100% adictiva, la apoteosis del gatillo fácil. Y no tiene mejor nota que la de abajo, porque era muy fácil mejorar su conjunto: más armas, más personajes, más escenarios, una mínima línea narrativa, algunos escapismos no lineales, etc. Pequeños detalles que esperemos que logre poner en su sitio el inminente, e irresistible para los jugadores hambrientos de cazar zombies, Left 4 Dead 2.

7,5


1 Comment

Left 4 Dead 2: Demo ya disponible en Xbox Live | El Destilador Cultural 4 noviembre, 2009 at 01:20

[…] La demo está compuesta por una sola pantalla de la campana “The Parrish” (A.K.A The Parricida, por cómo abrasa el fuego amigo), y a pesar del corto trayecto por las calles de Nueva Orleans, es más que suficiente para aliviar el mono hasta que el 17 de este mes salga a la venta el videojuego de Valve. Los que no dispongan de cuentas Gold, no lean nada sobre el título (más que nada para mantener la mente en equilibrio), y sigan tirando hasta esa fecha del incansable Left 4 Dead. […]

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.