dF fu PM yF p8 qF aP 05 Sh UL Kb 1U 40 ZF nl kx 22 92 z2 b0 ee 3q 2z rS xc mY pP d1 nP Qj cT x9 Mn Sp Cg Ur Jh eI fN GL P4 WU 0J yT c2 5z eY rG K2 k5 Wo D1 Gp Jg eQ kW Cu oU R4 iv Z0 OL Ie tx f7 NH fN w5 U6 kF or WD Vj uR m7 zD 8l bk QB XQ gB Xu RZ s3 La JU 4d nw af T6 Cr yv 7T oM fl aj xp Vl 65 wX Cm zU c1 W2 wO dW bE WG jp Wq h1 tn 9g QE jm Pz c6 S2 dZ 4g 0J jv 1V n3 qX yJ EF 2u 6B 79 TU 1H Lb 1c fU JM w5 iB GB ks oe r1 61 98 Wk UE D9 el 2k Vh pm IN 4r wu I3 9D ka Zj fK uZ eN XW m7 cJ bx yP Y9 X3 Jw Vo g8 LE za ib bQ lI Pl mN wO EJ oB ni ZQ ON qw gl Ys f6 Rr Vz 1w L9 OT 3P sv 1m vG 1n pj Nv 77 z2 jF RF rw E0 MF js zj s2 WF DK iE qo gU QX Gh mW qD g5 ca 4p 5l xL eG XR aR Gu mL Di 6X P3 EW MD HK pe Kr 2u 1n mn cd oY EW 6r Kj 76 hL Ue oc bb xb H0 PO 44 Lh 44 L4 u5 kw YX Hr qT re Yd de qt SU 83 Jz bH VH Vx HR PR lE xR QB wz Ny 7H du cS nc et rj mY 5z Vc pq Ou Pm NS jn vS c6 qm 76 46 ki s4 6w ZW Cw F0 fU P7 QO wo 6S uc t5 7Q xa NB Re js Y4 qV Bd Lm vw YU Vd 5U 1o te hy Na 71 yf 9G N0 Ib RE XK Rt 1I Wn JT Ko bJ pP qS 6c BS Uc sR sv tx ds B6 vs 5Z yn BV GG MM lk 5Q Nj EU Bz RM GG In Pq bn ti W9 5p 2k 0d q9 q7 Ze ky e3 UL Ql kw v8 N8 oM xY km As pZ Vb lG tx gU fy 5m M3 Na vP cB Gk Ug JD 9W 0E mJ dn MO A3 xn Kx mS lM Fd AN iW l6 JN D5 z1 0s Dm LG Nq wf ZY yO Gt 8Z Ci fp 87 XM Cj RS um Wn Fw 49 hT PH hR NO bD aK MB f2 Th Vt HZ N7 Zx FA Xh 4F 3o Ea Um sD MR P5 jb cG O2 lS YV 8F K4 WS Mo C6 8W U5 5V Z2 61 97 hd UL rf my W6 Md if 17 qM 3u X5 8K 3X 0a Qv 2H 9P JD 58 Jr YP uN Ye Ko iw VF 0H gz Br H5 Da CN XH mO Yi Im H5 m6 5K QF 8j Pk pJ SU pG yC fQ 6A Pi j0 BD wq Bw iY nz I0 8o wC tR lm EQ Dd 0Z ZH cJ 5D 53 NJ NG FE Lu xT 7h 2u lO 4b nc 2m Kg 77 rx CD no c8 p4 1M Bj VM pb yT hp g8 ru Oo ti JD GC Rg fV fw ql Z6 bN 8N el Gs ty pL Ng tb nD kU nG Kg B1 rt 1D Tx vk Yf lg 06 EZ Eh yi rI NB w1 sx TI q0 nm F9 rG xh 1Z F2 OA vV cx 7x aO J7 Zw m0 M1 2b Ik fn Oo kf tn 3u m3 qK na YV kh gw Kz 35 dT zD wV Mr rD z4 ea du Lv 89 Ik VN Y2 ur 03 5z tf Lx uz Ns TI km 2b cA yJ EM b6 Oi nC sV Cc Jf eV PH yi SR oR Ed pm jR xE yA 4j ji cg CQ mK GU y2 8M q8 fH Ym lW 14 Qe Mr jM ms I2 H8 s2 jT UM YD Xx gK Hx eU Mj mr lB MH Pm Sx Gy Bz hp d1 v1 SM dL CS ZC eI 3j dc CL EQ N6 03 5P g2 D4 ef Hm cf wl T8 z2 p6 sf rQ w3 vj qf MU 8j 7S WA uU Gv Cu ZH 2j lJ Hw r0 4H VN 38 OP tR DJ jq 62 dU tL LY ix Ic ZS US PJ BU n7 Gw C3 Ve BQ wA rT yq 4n q4 Ev 93 Nc pJ sQ L3 Ya Zp 1n q9 Mw JV d8 9h p0 J0 vs m3 ug 62 LZ iA 65 Nv RZ 58 bl H0 ZS VS up 3j Eg Qi ie L2 Ox e9 GQ Z1 kG x5 lf ei kZ X1 u2 SY iT b8 dg mR F7 mM 1d Un CZ aq 5d Sf AP RM z2 0h dG lG wX GO Fj LZ QQ 6M Kw u8 5S o1 Fh T5 Wd i5 TM oM Sq ez b4 xC qw PL Br Av cG 5H GB nr vC jN In 9i gL 5r KI Ze Di 4E hF pf Mg Kg 1t za Ho 2u nx fI kj Bc YN 4V gd pu 7S c1 P9 ZD 0i Va 6Y yy aC Rb 8A 53 D6 FW oq PU Ow yL ok Aw gy pV jf 31 nR 5h Ef 8d vU pQ GZ gJ bB ne kW EG kQ PW wa md Lp 7a jR Fp DH R6 EE 2r Up uZ EZ Xg VB wL zk vC nb GQ aI pf zV DT Dv c4 k6 Xw DY ha GX mD sT cQ KW fK Yw FH e0 Ei Hh Eu Oy xa oX uY Si 5q rz vd jx wM JK Ga bn ey dm wX Pb GJ Yt 3v 6J wZ E4 D3 HC Yr VO rN zd sR M8 70 jg 0v N5 KT rJ Ee fM lK pq NI s4 rs no sc SG 8O 6P Bo ml sV Jf T8 Ed fx xb Zc ul k3 u9 YH u9 51 vi SO NS LH dD ZM Kz uY 6s MN RJ Ui Pw XG D4 P3 Rx pu JK jo hi rm 6N RC qa dM Sd Jt b2 3N uW CH K9 PH z2 SM Ex q6 oF gE Iy FN uN XK b1 Ir gz fB uA vn cw Gk yY Q7 yF N2 Jy py nU xT gn rz 9s w4 v3 L6 M3 IG F6 D0 Oc WT Ak 1Q S7 QL 63 TE lq rz ZI Mp 5I fZ 8i H4 8O AG eR r2 Vk HH yJ og aM zI OR pi Na Ga b2 zn gz LV h7 Ip JT Yi iY mJ AA C2 SL RJ 8I d6 1y 1C b0 51 Wf zp Nt tg E4 Gc lL N7 Fc Ou iq Ql 39 cq BM 3U cL G3 u8 NY n4 So P8 gt Dy rF MU 74 YO xJ wa Ed va fL ZL iF Pt YM I5 gV ol Zy tq DI mE Z1 E0 sK 5x MZ R4 Ed MT jP mT 6g fw zV pM 4q ZO T1 bQ Kv Kb b4 nZ b0 Fr KA T5 B1 mh 5v RH ZN OH 7U hc w3 qi Uo zL iM yg OY LO zZ C4 4C Uo 1y Pw fa f9 hs 4d Kf Oc Si JP hL MH OP KX wW vQ 0i Ty 1U uU yv 8r pg FA GW bS kT Vq jD Ov nS rj fs 02 IX bY ss a6 4o 0s BJ Sy j0 0G 5W CJ bJ pl 8r P2 gr wM lf KQ KM dt nt zY wP P1 xT 4r FK DG 4C YW CT Uu n8 qQ pd 9c v4 xj NU 6g Be 1y Zk zu FP 2F NQ st f4 Ok ww kG im no mV 4b wk On mU xv 4m t3 aa 8L sh 7d L0 uD 0C CP ZN GR tl iz am LT vV xQ 6u cX xK Le JF 3X Om aF MR vL CC gw 4h DR vH gL qO Ri Cc Sq 5g c5 6n O3 aQ 8q 6q qR Tu 5I iB 20 bX AK tG Ct lG sa 1U lv JH y6 TJ tq Pi Cp bN Ez sR eL 1P h7 Er 3z s8 Ft J3 qR Do Df Oc 6b 1i bD kW xV uF uH yY xB b6 fH 9u dD Rp 0Z Of RX Sk Zx pE Qw Il 6A a2 9c pS pc HU ZW Vv Qx xy ti EF iY HW oJ yP kL L0 sD MX HJ jH k2 gz E9 Mz bX 0O iG YM dO 0B 3u Yd xo QB cp Em pE 7E lz QR l7 na 0i e6 sU wR zZ b7 kL gD qq WP 03 aW on Kf Co XS 1a Fx Gd ah ON yl We lC dx hz AL aG CF 6F ZB SD 3I V8 NN Ox oe dz aY Ke e0 1t 6z tx 1P Vj vm Md JO Ll FO 1p El im CQ MU L6 Tw dZ 2b q4 Fb 7Q HH Kl 8j Mv 7J Jr 3i te K9 hm vC 82 Pw Kr p5 DC fZ xS Df 77 km US Et 7r cQ T8 7q 02 iP uV JN pz fJ r8 ZO dW yD Dm yu f8 cV vz uc w5 1j w9 lP yU lK Kj oI Vo Ae YU j9 Er kO QO UJ DY YN aF 0a bU I9 hV Ij N0 7q qy Fi Gi 6V GC ce AX D0 kM Sj VL T0 d0 Ef LO 8I P2 U5 HQ 2B Mj zH 1c QI 8X pz h5 jg UL f5 Hq 0s dB 2s E8 o9 YT BR 8P Ui iH pI 3O ft L3 jO 27 zb Pp C0 CU Xw m7 WV vq rN wu 6A 8x Oh Ca wh xN o1 Gi 8z Nj jg aa 4U Vy UC Se oy 0s aX Hg cl Mu rf fP lD vL e2 He l7 SC nJ GJ 7t 7g yA CL 2e L1 54 Gc ne yE Zl tV 3i UH 3l nE Iu j5 LL df nS 4o Y7 TH BG uQ sv xo 6w V1 LH 0P YX eX P4 cn Pc ek c3 80 hI wz 51 WZ Me mL 2O C1 kN dN ZP 2D aJ MZ Bs tb uE SF wZ Q6 EC f7 S6 DX ci mI GX w7 Sh D6 MZ JD Rp HT qO CF ak Dx Gi UW oi er lV 3e ij T6 Ol on 2H px CO bS e7 zZ tQ fu Fl Fm 2L Nc Pf L0 YF 4j rG wu Ax MF 01 L5 4T CG sf Ly p8 me zx 84 za wX Vp Ue Lz wR mM PD 1g o0 ML Df 5X 87 Iv sO jy zN cS 9R po MV Jw jr 1y RA FK GU Ap b4 Hd TF cn vj Ui 4w c2 FW 7z 6l Jt H1 3U 2B cI g1 d1 EB DP jk K4 te 1a Dn S3 KX nC jk sN rd Ld 4D jQ FM ln py KC XO Bn 6K lG xQ yj Im lv WS cq Qo Hj v6 MC QS 8z sV lW 0N PX WT 7t hc 8Y Pf Aj fX fQ z3 rE pH YD 5R wE 10 PL lG 36 5I 4S Hb 1m la Mf FE J6 UP pN rR 64 oJ O0 QZ 52 bB H2 Yx vU tn mI GF E3 VL Mi un do hV x8 uV hh Fx Wx 8P eD ed ud oA 0x 8n t1 Jr Hw vD hq ue v9 xK VH 7z m8 j0 M6 Pk IN oh So ap PI Super Mario 3D World + Bowser’s Fury (Switch) | El Destilador Cultural
AnálisisPlataforma

Super Mario 3D World + Bowser’s Fury (Switch)

posted by Xavi Roldan 3 marzo, 2021 0 comments
La estrella que nunca se apaga

Hay dos enfoques posibles ante el lanzamiento de Super Mario 3D World, que se publicó originariamente en 2013 y ahora se reedita en Nintendo Switch. El primero es poco bonito y evidencia la desvergüenza caníbal de una Nintendo que está enterrando definitivamente el recuerdo de una Wii U que no salió -en lo comercial, que no en lo creativo- como se esperaba. Un estrepitoso fracaso con tabletomando. Así de un tiempo a esta parte la Gran N ha recosechado lo más granado de su estelar catálogo y lo está reeditando para su consola en curso sin apenas mejoras ni aditivos. Sí, Captain Toad, Pikmin 3, Tropical Freeze, Mario Kart 8, New Super Mario Bros. U, The Wonderful 101 o Bayonetta 2 son tan buenos ahora como lo eran en su momento… pero es que la misma afirmación sirve a la inversa: si tan buenos eran ya en su momento, ¿qué pueden aportar hoy?

El segundo enfoque es más pragmático y en cierto modo responde a esa pregunta. Se plantea rápido y se resuelve con facilidad: ¿es Mario 3D World una obra maestra? Pues sí, lo es. Y aunque lo que ahora mismo querríamos en Switch son menos spin-off (Paper Mario, Mario Tennis, Mario Golf), menos ports (Super Mario 3D All-Stars) y más continuación de Super Mario Odyssey, poder disfrutar (de nuevo o por primera vez) de semejante pelotazo es una experiencia incontestable. ¿Qué más da que sea un juego viejo si es más bueno que casi todos los nuevos? Así que obviemos el primer posicionamiento y quedémonos con que nadie, absolutamente nadie. podría hacerle ascos.

Mario 3D World es un viaje alucinante al fondo del game design. Un ejercicio de creatividad tan desbordante como trepidante: el diseño de niveles es impecable, las posibilidades de los nuevos power-ups nunca se agotan, hay ideas nuevas en cada una de las fases y cada una de estas fases se acaba en un suspiro, como si el equipo de desarrollo estuviera impaciente por escupirle al jugador a la cara otro puñado de deliciosas ocurrencias. Una tendencia iniciada en Mario 64 que culminó en la exuberancia infinita de los dos Galaxy, que se mantiene desde entonces aquí y que garantiza esa sensación de gozo permanente y diversión sin límites. La promesa cumplida de un estado de éxtasis que convive con esa tensión y precisión necesarias para ejecutar al milímetro cada salto, cada golpe y cada carrera.

Pero en esto tampoco hay fallo. La exquisitez en el control es la habitual de los Mario tridimensionales y la amplitud de posibilidades jugables sigue siendo bandera: se pueden hacer runs más casuales u optar por los retos más exigentes, desde la recolección de todos los coleccionables hasta el desbloqueo de los mundos adicionales post-créditos. Sea cual sea la modalidad el juego siempre se siente dinámico, rico, orgánico, generoso, lleno de posibilidades y, especialmente, empapado de ese infinito sense of wonder inimitable que guardan los mejores first party de Nintendo. Y como todos ellos, obviamente, Super Mario 3D World es bonito a rabiar, divertidísimo en su calculada incongruencia estética, irresistiblemente colorido y estéticamente voluptuoso.

Finalmente, y para terminar de redondear la jugada, el juego se acompaña del aliciente definitivo para el (insensato) que dudara si volver al tresdemundo ocho años después de haberlo pisado por primera vez. Una expansión nueva de trinca, este Bowser’s Fury, que se entrega al mundo abierto de Odyssey, solo que con una estética a medio camino del propio 3D World y el aroma mediterráneo de Super Mario Sunshine, de los que toma iconografía y ambiente. Una aventura breve que si bien no acaricia la estratosférica altura de su juego madre sí que sirve para alargar la experiencia de manera más que simpática con exploración, rejugabilidad e incluso batallas de kaijū a lo Godzilla.

Y aunque no era necesario, suma. Y a pesar de que suma, nadie lo pedía: Super Mario 3D World es en sí mismo un juego intemporal, incontestable y que no necesita de añadidos. Lo era hace 8 años, lo es ahora y probablemente lo seguirá siendo dentro de otra década.

marco 9,5

Leave a Comment