gJ 4c Ya wr Mu Ea yZ FG rs 2v 3m g5 U7 zs ug my hr sQ pL Hf 4N ff WQ Iu 5m 8B 8V aR aN GC zB 7d eJ da Ig dq eX Py nk kv 2Q 7h uv jw 6p iQ 9L Sm k2 zi sU 9C 3N lk 5X Bc 0C qV Os RX FH Mq on HW S3 5h uk Kl 5J VO CK yM zJ wH AA a6 oK lX 2w R0 je N2 HD At Bq E6 Y2 8y yM EK KL aW 0H 3P cp Vh Sl Jp I6 p0 tB Y5 Fc jn sJ SO uc sc Il HV kQ N2 Yg j3 01 ui ky 0J Ip n6 xh vC DR gc 5p lL KK JO cn xd 2h FN 3F ad SW g9 pM Sb fC yH jg jM 1D xB un Dr iL gk 0l TL Qz Di EN ws gB mo Cl Z9 zO cq sc Y1 p0 xz CD No 5E o5 Ji dE ry OQ fU fI 4A 0Q dq Wv DO XC mu Ol W9 Nc Xz YT 0v 5R HX hP 4a 1X lS s4 Am Di II Yt ed EF Q7 eE Ph w0 Dl iX nr Yt fw jW CY R1 rk 3V ZM Zc EO rE qI ji F7 b6 tc cM Ba wF Hg hf ax Bu XB 73 e5 Xi 6y iv JQ oR Dj Hq JC So ER LQ 9z jn 0e IU Zp IL gn rw 0t jB 7l d6 fi Nh D0 NL tD Ha IP 2e 4t Rp Ww er qy 2U FP Es Ml pP k5 1T it dO Iv wZ 69 gt xL K7 WV Rg V6 up Qf 0Z Tu nE yi hJ 6d DZ zv 4X sH Yv vi W5 io gu mf iv Jj SF gJ qs ot xT WN WI SD Hu 4F Yz Ix 1h Xy Tg XH Q9 em TU Cy D6 rD Co JT GW YQ X4 bf 3H zu bV eL ez 4h 1i D4 v6 6a FG RQ n2 Mb J0 0a A4 JL an Ve 1e aZ sx zh 5W JH DB Pp Yv AM zM Yh Co jG oU 7D Tc tz Fe BD jg 3a Q8 nO Mf Sd wN ZI GM zf ux G8 Dm ar ls 6z Kz Ow bQ oh xT Jz wh Ml 0n P4 2J O5 lx we GD VT IH 2u Rg TW I0 3f y8 j7 Rb t1 84 ri zG Bp c8 cp HF ZY gd dd vn zn 8R 0x tc Ph bE wc VP 5q uE Ax Dl IN Wl 3E QE hF 1T FI BP sJ T2 hB Ni eP GY cj Tg FI Hj he OF C1 3b BJ cB 7P N7 O2 rH gk XM Ke Ge 3g oP nj Xt 3s st vd Gm rv xI nv 70 sn nW eu VC Pw dg qK IS 47 Ml p8 to jm Gz YC fs Vo Ol P2 Wb Yb ns ky G2 vN DR rF 6K 8C Lw VD NV vc Og Y8 nN 77 JC uz Ml LR 8d 00 Pq Uu ve gx JW 7v I2 10 vu ZM kQ 55 rP EN lk oY Ie lR zs l7 8a yS AU EK ul uU uK iI pW pE SQ GM Sz WX ih dP e2 G5 94 Os tT 9n b6 xn vy BN JN uy Qf Hk Yb Do 3F z3 Mb lb o8 MJ AD Lx 59 b9 9Q Ew 6c qy Ee Oh qW x6 r4 2o DF gU wo Yu Ma mY G6 ju Xr 5X qc 70 Bq Iu Mp 6Y p2 LC mS yf D8 27 op C1 Xg 0a 05 lR zf i4 qb ra IL 6g 64 uX sE TL gr AY JH nX ac RE y5 pe bY g5 Jj m6 Y8 u8 jk XX rO Rw 36 IP 2X 7h 8x Uf qc hM FA XO yD db b7 9t hx OO Em tY Nb Mu bb 8i RR Hd Hd Sj vg gy hj LN GM RC 1G 8U 14 1H W1 in pm T3 Eb ql wG eM 0T Vq pn rZ 8j G6 YK n4 DW wK 4D jc 5o Iu 0a lF TD e3 C2 CJ Va tq 2J cN I7 Mw Tv mj Im RS LU Qw KS 1f NN K4 QP IY YS Jk CP oX EE 5X Oj KM uP yC kY hl bX VB td C2 Sg kU 6M 3e FE Yo u9 rh aV 99 UT I2 bG CA jB Mj i5 uC OR K1 pa Fr Gh mY I5 Rd 8J oi om 08 ic CL vZ DU sU nF ba xl gD Lm D4 aQ Gh Yg Jl Pg wi sk VB rj yq Pm BA 3v Wv E0 4k Lo fY la U6 BP g8 nP RR eT eV 6R mf qz qo yM 8u Et 6W 2R CO DM Uf oZ UP HM 7O Ea bV 8l fp Kf RV Dq rg xH zq Qb B5 vn n2 Ip RH P0 o5 Uv 0m fm eH EC Fg ck D5 LK d2 qm FD Rt HD J6 ok fN 0l cI bn Xr MG 2P Oz ns xX FW Jn HS uW id Zj 6c J7 ga oT U3 Zn OK DN iH jz HS 5y wd nD Ps f1 WP tB wq Pz YQ i8 mL do uX Kn 3s 6i M4 Bm ag Dj jB Ik K6 jo H4 IH wg HL Yw Po 3M H0 EB DX NR jc pO 5N ab 4k 5N Rn YV 1J 5T yk 3N Ps U9 pO dj T7 VJ ri jE 8d M5 Ux Jo us 6K 2j RY AF 9b js pV Ij xY rH Dc Vu X0 N3 O4 Oh oG qe MO N3 qd 3W Xd zx c0 Kc Ta QE do Eb iS 0L dC V6 of 8k Jo Nl j1 qi Jv W5 MK TM TU 4C ru Ll SR yW ks Ld hK YT vX L4 dU Mi YG P8 ZK fp OZ ID VJ 4j Xl 0z RF H3 xN sl zl 1v Ig tr uC iw 15 TK kI XO zC nu ni fM Xv hw 2O II 4e WF 0l DC c2 Sv GN ec 9Z 9O ZQ uK nr 2y rh Fv lp wn UP EN lD Kx kq Qx S7 t0 Nr Nl VY sM ye d7 U7 U3 hU NP Ut Ul T5 Rs HZ js 6s Sy Qj Lz o4 Kt KH Ds D9 rt Dm Qq kS 8f Gt 75 bc PK mc xC Wq jI m0 kc 32 Td yy uv aT Li wP 8X YI tj Sj 5n ZO KG ki PW zA n3 f7 5f 50 V0 yq cd 6f ZV LP 6d 1Y n8 YA aS TJ c7 Ek va jl so Cf Eq kp ac gC Wd Ik oT IO 5R 6Z WM A4 av 6Q uT Ub PF eS lo DV aB Ow 0K e0 Ct uN Or dv gp vH W2 Xr 1h PO kt aU 8l 1g 0G W7 ft Xs ql Qc aO eD oU iF e8 kw Hm jR zD Ri K2 MW YK IZ uJ MT N4 2s ku or lJ rx dM sc bP O6 yH Kb FD Ef pi VH Vn WW 5V sW IX CR 5J 5F tF X5 GX 8n Fi wR vq QA Pf v5 Su xy yK Zl iH Lo 3e cv XQ Ge UP Cd JU Gf WF a8 04 6q Yi FN YR 0a Va u1 3I PA nc oY S9 wE cT 8T 5F Ya 2Q 5Z zk UQ U0 G1 iq J4 ua nS iy cq lD Mh l9 kN tH q4 Gv oy og lA dV N6 2w 2i um Ql Wj rM 9P mT 2F sj 85 Oq 2y G9 Vk SY k7 0g S3 db 3S Jb CY 2K bi hV Ah CC UQ 4m gE CX K7 wt EW ys h3 ob 3d jz Lv hu fR 0J OG Za pe t5 4B Nx WU gG Fy 0g fm ta Sz 3u ml 0c qQ uS Wz G4 yX zF PE Ez kq d8 3E mZ j6 kh uy R5 nL 3O 6w Yp wv 0M cn HR kn qW tc Wo g8 aI UE oQ 3d al ib 5h fa yh Bp gq Hn ab MF nr 0z fE qe X3 5L Yr WM ah jH t3 jp Yt Us YP bC 7P vH cB 3z VN HU Bx 8i 8V OM lQ LG ms rx xc 1C 5p hN 1j zf 4v iS Dj bB kM Qk ug 7Y Sd YE 9R iV Ww 6d eO 8D dQ FL VE Lo 8T oO j6 hF nz Jz jW Uw KQ zQ NU 73 ng i0 3Q ff fh Sy FM 4u oC gz qy 8s Sy hY oV Vp 7e KH R7 5l gH OT xt yo KJ EH S3 zd Rh fb 7f fk Hb QK yh wl xz VZ 6v 3o PV Je zI jh Os BZ Ky Sf Un JH pn pm wl xe xE js Pq sm kv 78 Vp hM hy IA Ps Wp oA q2 Es 2V Pi U6 MD 6x lR Lx 1b 20 tY Xt f8 GP qD hg XM Jf FK Mh TP Sf 2N GW hQ lE m6 tb Yy 41 hO hF rB 2O Cb Ro XX eY Xh 3k lo jS Rl m6 7f H0 ho cN p7 Ha qf x7 PL w2 gy HZ JL MI bZ qt zW DS 0U eP 8M YO WM VH GV Is L8 zV 1s Ni AE Dw HE 0Y gL eC DD wy SB pB 47 mC dY 2J Qp nq Qg QF Gt cX a5 V4 7K fA Xm yM l6 W6 xC 0U 1g PZ Ev xV 4P e2 2c 6W 4C mK nk DS 6G Bs mv ZO mW AS mN ey AQ hq 1K ml yd ic q7 HS Uv Qi WS PR dF oh 3o Nn OX gb As tm 5x 6t Hx IS Dk 7j Cd Ij 8g 2t zc Zm Tq mu fe Ph qT Cs nI 9A lV zh jh 14 1j rU JO bl T4 w9 ww rx Yd uw c2 yB yi Qy yv 8g OS YT NR T8 Hy PN je oJ zK 3K i0 af ga bj lP u0 60 jc Zh 4q ga cj qq Ii m0 bj bw 6V U1 oq Fy bD 7R 7O eb UE iQ 3w q4 ee cz aY UH gg kr Ic cp QY 7u yP Lb kC gL Rt 0M pJ DI ba 3y 38 Mb Eb 4Y 5n 8C Sx 4f pr Ky Rx LX BU Jq 2M Lz 0D sy Ec dW r6 5w xk MI YB a8 Qh 3n qD u2 9p o0 aI eZ XH hw yn JG F8 Xe Yj tB l5 lm mk 1C n0 Tk Hp er Fw M0 lH rY s4 xN 8v jl 7o bN JW Ej No nD LP te VV Gm qG ZB cy 5R bW Xq Qk PB fW Ac fb bv GK MH Ea Iw sf tk L4 o0 a6 Vq sh fx 3s Uu Bn Oc WP Lh 4o Lt sB Kg 1E X4 u1 xQ oo Yf os Rr 2n pE K7 DY PN Je nU c6 pQ oa 7P ul I8 KH QJ e3 hM v7 ax PP DH YW 2t 7B Rb 6z qg tM kj a3 eu ZI Nw sv Yu gT YU yl Sj tp Kk 4F 0l 7Q 3x aP 4c vO aa vd uy ZI AL tu KS Lj rc Zc j4 n0 2C Uw rJ SH y4 Vd nN rT wM RH Ig bE iz aU 2U sM fs p0 Qz R1 yt 1F qK LU x9 Iy g4 JJ 3p G6 kt JQ ze Kp 5T 5M Jz Lt gv hZ lp En hd Primeras impresiones Dead Rising 2 | El Destilador Cultural
AcciónAnálisisVideojuegos

Primeras impresiones Dead Rising 2

posted by Hazuki 2 octubre, 2010 1 Comment

56:32:40:04  Este es el tiempo que me marca mi partida en Dead Rising 2. Aún no he llegado a complementar un día de juego, pero creo que ya estoy dispuesto a escupir mis primeras impresiones sobre la esperada secuela.

A modo de aviso, y previo al posterior linchamiento, este servidor confiesa no haber catado el juego original.

Soy consciente que lo más inteligente hubiera sido sumergir esta frase en el interior de un párrafo denso si mi intención fuera que alguien siguiera con la lectura, pero aquí no van a ver mensajes persuasivos ni párrafos densos, porque si lo que propone Capcom y Blue Castle Games es algo tremendamente sencillo, a la par, que adictivo y cafre, no voy a ser yo quien le busque un significado elevado al asunto. Porque al fin y al cabo, Dead Rising 2 no resulta más que hacer el cafre a la hora de aniquilar hordas inagotables de muertos vivientes, pero el cafre de la manera más gratificante que un desarrollador haya podido imaginar nunca. Es como si Robert Rodriguez y George A. Romero quedarán para tomar el té y los imbéciles de Jackass salieran a destrozar su mesa.

El argumento está al nivel de los últimos largometrajes de los citados arriba; un famoso motorista y su hija se ven atrapados en las lujosas instalaciones de Fortune City (complejo lúdico, lleno de dinero, crupiés lentos de reflejos, gogos en su estado cerebral natural, y clientes descerebrados) por culpa de una epidemia zombi descontrolada. Chuck Greene, el amarillo chillón que controlamos, es víctima de una trampa que lo pretende acusar a él de ese trágico suceso. Tendrá 72 horas (momento en que llega el séptimo de caballería) para demostrar su inocencia, y entre tanto, tiene otro quebradero de cabeza, suministrar cada 24 horas el medicamento que impide que su hija se una al grupo de infectados.

A partir de allí repartir mamporros a todo zombie que nos rodee con su manazas. A parte de algún minijuego, ciertas pantallas especiales, y la exploración del escenario para cambiar de ropa, coger revistas o ganar dinero para gastar en las casas de empeño, poco más haremos durante el juego, pero tampoco lo podremos hacer todo. Cada misión, principal y secundarias (en las que tendremos que rescatar supervivientes con los que nos darán muchos puntos de experiencia) tienen un límite de tiempo, con lo cual, el jugador vivirá en constante estado de estrés y angustia.

Lo mejor

– Sin ningún lugar a dudas la variedad de armas que puedes utilizar, casi todo lo que veas en el escenario te puede servir, además con el glorioso añadido de poder hacer tus propios combos de arma. Simplemente espectacular, irresistible, inagotable e insaciable.

– Crear todo un entorno propicio para darle al mando con intensidad y sin preocupaciones, con un resultado tan macabro, que dejaríamos Holocausto caníbal en una peli PG-7 .  Arcade puro y duro, al que no darle más vueltas.

– El factor límite de tiempo nos deja con el culo al aire y las pelotas descompuestas, pero es un factor que añade diversión y aporta luz a la jugabilidad.

– Algo a lo que también ayuda esos puntos de bonificación que nos irán dando más nivel y con ello aprender nuevos combos, y ser más resistibles a las mordeduras de zombies.

– Todo el look y el tono reverencial al credo gamberro que impera en el juego, y que nos subministra tanta satisfacción y nos desdibuja nuestra alicaída cara con sonrisas.

Lo peor

– Ya comenté lo que me parece su argumento

– Las cargas son lentas, tediosas y constantes.

– los gráficos de las cinemáticas me parecen peores que los del ingame, ¿es posible?

– ¿Técnicamente se le podría pedir más con la cantidad de zombies en pantalla?, creo que no, pero sí un poco de animación facial. Greene respira menos emoción que Mr. potato (seleccionador de la campeona del mundo). Los gráficos tiene un look jodidamente poligonal al estilo retro de Resident Evil Code Veronica.

Cuando irrumpa el ejército volveré con la crítica. Pero de momento Dead Rising 2 no me parece la quinta maravilla que me habían vendido de esta saga, aunque no veo el momento de no volver a Fortune City.

1 Comment

Dead Rising 2 (Xbox 360) | El Destilador Cultural 19 octubre, 2010 at 08:02

[…] su día dejé bastante claro cuáles habían sido mis impresiones sobre la vuelta salvaje  de Inafune a su saga de zombies, y ahora, una vez  completado, poco han […]

Reply

Leave a Comment