AcciónAnálisisShooterVideojuegos

Primeras impresiones Ride to Hell: Retribution (Xbox 360)

posted by Dasajuga 12 agosto, 2013 0 comments
Ride to Hell: Retribution

Ride to Hell: Retribution

“Sexo, drogas y rock and roll”. Con este sencillo lema, conocido por todo el mundo, se podría resumir la temática de este juego desarrollado por Eutechnyx y Deep Silver. Ambos nos han intentado trasladar a la época de finales de los años 60, con la Guerra de Vietnam a punto de acabar, y con los Estados Unidos inmersos en la revolución hippie y el surgimiento de bandas y bandas de moteros que recorren el país montados en sus Harleys, y… conseguir lo han conseguido, pero en lo que se refiere al resto…el juego es un infierno.

Lo primero que aparece nada más meter el juego en la consola es una escena de introducción, que cuando nos queramos dar cuenta de que es interactiva ya estará a punto de finalizar. En ella veremos a un hombre que no conocemos (luego resulta que es el prota) pegando tiros con una ametralladora a un grupo de gente, para pasar de repente a darle una paliza a otro. Tras esto aparecerá el nombre del título y el menú, y también aparecerá en nuestra cabeza un pensamiento que dirá: “¿Qué carajos acaba de pasar?“.

Bueno tras esa “esclarecedora” introducción pasamos a la historia principal. Una historia que no engancha con su originalidad. Nuestro protagonista, Jake Conway, es un militar que acaba de volver de Vietnam y solo quiere relajarse tranquilamente con su hermano y su tío, pero llega a su ciudad natal y ve que esta dominada por una banda de moteros, los Devil´s Hand, que asesinan a su hermano y le dejan a él malherido por una razón desconocida. Como habréis podido suponer a mitad del párrafo, lo que nos tocará sera emprender una cruzada vengadora por la muerte de nuestro hermano, matando a todos y a cada uno de los miembros de la banda, es decir, una explosión de originalidad en cuanto a historia.

Centrándome en lo jugable, nuestra lista de acciones se resume a: pegar palizas y tiros, vender droga, comprar armas, conducir nuestra moto, y de vez en cuando dejar que Jake se de un homenaje al cuerpo con una señorita de alterne. Básicamente esto es lo que ofrece el juego, aunque me dejo en el tintero la opción de tunear nuestra moto, pero como no supone nada más que una mejora visual (ni siquiera de rendimiento) y no es obligatoria pues queda bastante aparcada.

Los tiroteos serán constantes y repetitivos, con un sistema de coberturas que recuerda a Gears of War, salvo que más tosco y que no acaba de funcionar del todo. Las palizas se podrán solventar con dos botones y el mismo combo (puño-puño-cabezazo), y las secciones de conducción no nos ofrecen ningún aliciente, ya que tendremos la sensación de no controlar la moto en ningún momento y no hay muchos obstáculos que pongan a prueba nuestros reflejos ni abilidad.

Esto es a priori lo que muestra el juego en su primer vistazo. Quiere ofrecer mucho y variopinto, pero se queda en un batiburrillo de disparos y puñetazos repetitivos a más no poder, y con una inteligencia artificial que deja mucho que desear. Esperemos que el resto del juego mejore, porque sino nos encontraremos ante un título que mejor se hubiese quedado cancelado, como llegó a estarlo.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.