AnálisisShooter

Star Wars: Battlefront (PC)

posted by Hazuki 17 diciembre, 2015 0 comments
Una fuerza escatimada

Star Wars Battlefront PC

Andamos inmersos en la semana grande Star Wars. No hay fenómeno comparable a las pasiones que despierta la mítica saga cinematográfica. Ni Beliebers, ni asistentes al salón del porno de Barcelona, ni las partidas de futbolín en casa de Bertín son capaces de acumular el caldo de endorfinas que se desatará en cines de todo el planeta a partir de mañana. Pero aquí no hemos venido a hablar de este libro, en todo caso, lo haremos en días venideros, si no del muy señalado lanzamiento semanas atrás del juego Star Wars: Battlefront. Título de DICE que lleva el universo original de la saga hacia sus latitudes jugables más intensas y reconfortantes.

En 2013 tuvimos las primeras certezas que de que la saga Battlefront revivía de la mano de DICE con el objetivo de acercar la esencia de la trilogía original a los sedientos de los shooters online. Porque este juego se dirime esencialmente como un shooter multijugador que toma la herencia de Lucas para insertar al jugador en la copia poligonal de la aventura cinematográfica.

Pese a disponer de un modo de misiones a jugar en modo individual o cooperativo en línea, el músculo de la propuesta lo proporciona unas batallas masivas online cuya base la recoge DICE de su propio laboratorio, con la saga Battlefield, el claro faro referencial. Así el jugador, una vez agotado el trayecto con las misiones individuales, algunas vibrates pero de corto recorrido – como las carreras con las moto speeder – se engancha sin remedio a los cuatro mundos (con distintos mapas dentro de estos) y diez modos distintos que proporciona la versión online.

Al igual que ocurre con su exitosa saga de shooter bélico, Battlefront arma su principal fortaleza con un despliegue masivo de jugadores en línea – hasta un total de 40 en pantalla en los modos de juegos más desenfrenados) -, vehículos, ataques especiales y habilidades especiales. Un gran diseño que busca en todo momento la espectacularidad, a veces caótica hasta la insensatez, bajo una fidelidad asombrosa hacia el universo que sirve de inspiración.

Partidas desenfrenadas, accesibles, que recompensan al jugador de forma bastante inmediato por mucho que no se haya curtido en la materia shooter online previamente. Y lo logra con un sistema de recompensas muy democrático, y aleatorio, en lugar – y ahí se quejarán los veteranos – de premiar el esfuerzo o la habilidad en el campo de combate como si promueven otros referentes más impecables dentro del shooter online. Así pues, es relativamente fácil que el jugador se tope con la opción de conducir un X-Wing, pilotar un demoledor AT-AT, o convertirse por una vida en uno de los héroes especiales dispuestos en cuentagotas en las partidas – ponerse en la piel de Han Solo, Luke, Darth Vader, Boba Fett y aniquilar jugador a mansalva es sin duda uno de los momentazos álgidos del juego. Ni los logros se premian con recompensas mayor ni especiales, ni la subida de rango tiene un peso tan determinante en la imprenta jugable del jugador en la partida, más allá de que ir subiendo de rango, implica desbloquear armas y cartas de habilidades y poderes con los que mejorar el avatar elegido.

Y ahí es donde surge una de las principales quejas al esfuerzo de DICE…el limitado arsenal disponible y lo homogéneo de éste, en el sentido que las armas dispuestas son muy parecidas – marcan negativamente el desarrollo de las partidas, limitando sobre manera la táctica y el desempleo del jugador en las mismas. Una sensació que se alarga hasta los escenarios, no hará falta pulverizar demasiados gatillos ni teclados para empezar a familiarizarse en exceso, rollo comida navideño, de los pocos escenarios disponibles y sus pequeña variaciones. Y ahí es donde entra el factor más manos arriba, y porque la mayoría de jugadores se quejan con razón, unos famosos DLC que amplían ese abanico a un nada módico precio.

Pese a este último párrafo Battlefront se despliega como un shooter super entretenido, modélico en su faceta técnica, con un juego de luces, texturas, movimientos y edificación poligonal asombroso. Siempre fiel con el amigo Lucas y super adictivo desde el minuto 0. Ahora bien, no es la mejor oferta para los curtidos en los shooter online, encontrarán más placeres en sagas asentadas que les permiten desarrollar en mayor profundidad sus habilidades de killers, pero sí que es una gran opción para los fans de Star Wars, especialmente para los que acudan mañana en trompa a los cines para dejar sus mocos y lágrimas en las butacas y necesiten descargar la adrenalina en otros soportes.

8


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.