Videojuegos

¿Son los mmorpg el futuro del videojuego?

posted by Canamarth 23 mayo, 2012 0 comments

Los MMORPG se convierten en el tercer género más popular dentro de los videojuegos

Los MMORPG vienen pisando fuerte desde hace unos años, sobre todo desde la llegada de World of Warcraft, que ha supuesto una revolución en el género de los mmo, y que, pese a que su popularidad esté de capa caida en estos momentos, sigue siendo el rey.

Pero el mundo ya existía antes de que WoW llegase a iluminarlo. Para conocer los inicios de este género nos debemos remontar a la década de los 80, más concretamente a 1985, año en que ve la luz Islands of Kesmai, padre de todo lo que estaba por venir y que permitía hasta a 100 jugadores compartir aventuras de forma simultanea, eso sí, a 10€ la hora. Aunque no fuese gran cosa y el precio era abusivo, sentó una de las bases de cualquier mmo que se precie: las misiones.

Pero haría falta que pasasen unos cuantos años y que se abaratasen los costes de conexión (Jugar en los 80 costaba 10€ a la hora) para que entre 1997 y 1999 nacieran dos de los pilares de los mmorpg modernos: Ultima Online y EverQuest. Ambos juegos contaban con las claves que definen hoy al género y con unos gráficos que para los años que corrían eran estupendos y consiguieron que cientos de miles de personas pasasen sus días completando misiones, recolectando materiales y ‘crafteando’, participando en eventos mundiales, raids y convirtiéndose en odiados PK (Player Killer) en maratonianas sesiones de PVP.

Con el éxito cosechado por estos juegos y el avance de la tecnología, cabía esperar que alguna gran compañía se lanzase a la aventura de crear un mmorpg, y ahí es donde entra Blizzard y World of Warcraft, que supuso la gran revolución del género y lo elevó hasta cotas insospechadas, ¡Si hasta gente que no es asidua a los videojuegos habla del WoW!, convirtiéndo a este tipo de videojuegos en uno de los grandes junto a la estrategia y los shooter.

Desde el lanzamiento de World of Warcraft, y algo antes, hemos visto la llegada de una gran cantidad de juegos que a día de hoy puede que ya no existan o pervivan con más pena que gloria por el fangoso submundo de internet, juegos como Dark Age of Camelot, Warhammer Online, Age of Conan o Guild Wars que estaban orientados a aquellos jugadores que buscaban enfrentarse a otros a través de los distintos escenarios del juego, conquistar fortalezas y asaltar sus capitales, o, por el contrario RIFT, Lord of The Rings, grandes juegos, o Dungeons & Dragons se orientan más a la cooperación entre jugadores para conseguir un fin común, como acabar con un gran enemigo.

A día de hoy muchos son los que se suben al carro de los mmo con más o menos suerte. Aunque lo más importante es que gracias a la situación de bonanza que vive el género, muchas son las compañías que se animan a dar el salto y crear el suyo propio, con lo que nos encontramos con una gran cantidad de juegos que buscan innovar y sorprendernos con el uso de la última tecnología, y eso es siempre de agradecer si eres un jugón.

Pero no todo es positivo. Esta masificación del género hace que nos encontremos con auténticos despropósitos o apuestas arriesgadas como utilizar los navegadores como plataforma, o incluir la etiqueta mmo a juegos que en realidad no lo son para intentar captar a un mercado que está en alza. Lo único que esta clase de estrategias consigue es que recelemos de cualquier nuevo mmo, y es que, tras haber sufrido el descalabro de The Matrix, Age of Conan y Warhammer Online, uno ya es perro viejo y no se cree todo lo que le cuentan. Un consejo, probad las betas abiertas de cualquier juego o intentar conseguir un trial, os ahorraréis muchas decepciones.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.