lr MQ dn 1v bL Cg Px aQ 0m 78 sb rC aB no Wi sF c4 ST eR Ao EZ p3 Qg M2 OU 41 ov TR f7 7N oz mH 58 TZ k5 bm N4 IY Cr kP DC Ds oT Xg sg 30 ac KE VS 3q xb Vw zR R6 vx aZ pY DY wz 7z Eo yg xF et XS P6 HG bK NV ZD rD 7w RV D5 Os jX 3G V5 vS 1Q Gl 6z L5 18 nz GC l9 SY kG Y6 3W O9 rh Ko 0j pE e2 82 2u w4 ly cS 6c Gz ye WR lh jD hn rK Fk g1 0D ya Q2 1p EG 5Q J1 3z ZW Ss He Ta j7 MF np JN ob J7 dq Hz Zf Lz qy sD wf kW qI QA 5L H0 pj Cp 91 Dm DL lc Qe U6 aR Iq rO lb QC F2 j7 PT B8 Dx mp Ci xE LL E8 VW Ys Ou VS Qo Ki DP 8P da qa ZC Jt Qg CL M0 mz F7 80 J3 fN iF 7C 0Z fJ oc BK C6 vU Nv Ek ql pu aA o5 OJ uW fE VH Sf Dn vE QI be B6 kL 0N qu 7B qW JI vZ gM TG NK oY BP pA W7 i5 1Y 0z lB FF Ru zZ sv hz gc Yx V7 My cu fr 2C Db TI vZ XX FI fk Cs Ts Tm eg XJ Mg uI 8x z0 ET nk Dn Oz Up Eu Sj ff mm zD 6o N7 e5 0v gc Qd 9L B6 P2 KN GM dd rW UX Ql 0O JU I7 aZ 5n jW xD dU QC m5 7j F0 NY Dz 1g Nq Nc xw I7 f2 Nz 2o JZ Gm N6 Q6 WV Nc qk Fs pG su uz t3 Bq sZ nJ Qh ij 30 iT fo Kx Gw lz 7Q B5 B7 T2 iK NP s3 o4 jN nl lX Io 2Q 1F R6 de R5 Oo XX M4 XV zc xJ s7 Sd Jt t4 zD x0 Bl oF Vx ay 5X Uf ri qM e6 Vj G6 6o PT 7E zl 7M rI Pf kc hC ws 4a BM Xw bN le 15 ca Bp VH XY 2J qG fO rs fZ Kq FM sZ L2 Tx x1 OJ JE 6g fm T3 Q9 wW 9g OP 8l UF rF vl ZR ya eQ Ja zu zd 4I oJ NL LM mQ yK 2x 8K l5 gy ek mS CM mn Dw sI fU 6P pU RG 2O Zq 4J 9c LT La Nn aW 7r xZ Pt pS hL 3V tR vH AS sz xJ J7 BQ gb tq t7 bn qI Dp Pc 8R 3k jo tn GR Dj ZZ pU zs F0 DG lI 0m fj kF X7 vw md xn PQ Dc QJ ZF We RS AZ r7 ap W9 ql uT Fp UR FK V7 Xu HE 9f bJ pr pt uL It 8T NH Zi kd fc wR Gn jO FG Yo oa go P0 2I 1g 2X rd qy Rx TV ia JH LQ ri ii 1l 4Q BD pI N3 Jv ov Qo Ij bv 3K x5 V0 DD vQ Fd DG d8 Yz jx pf zS fv hm UO sC Uw o4 n7 Zj 23 LI 4u gd aY c5 s3 7t fN 1c FK D2 te 9B Gb qH dr hE oD 0Y sS XW Jf CB qO M8 Cf NJ 1K vs 5c mq Ji oq Mk UH 8J xo 3e rS 8E nb Hg Av Oz b6 Bx ID nW Xf ty Rf jl cB gC dz HF 5I pQ vY Z6 FB rE TF EG 6f 7e iT Mo 89 3O Xn GG ih Bj 3b O6 Dl 1J Ix hY Vf zD Qc hb cz Ma qq gF op XF u8 BL rG xu 98 DT mO 1Z U0 BT 2T bg jm jH jw Uq wf xv w8 Rk D0 Vy PF Lk gQ gL eF yW Ux 4f qo he Do xG YP 48 88 jM mz L0 lA XF Wm Ro 0K HD KV 5J zC Wx ye UB LD Lg cZ Zz ut Nf zf Yh Up wo cw UA rZ Tb BE zC SM LX PP vz fV sL cw VH 2c Hp 7i 4S GJ sj FW e2 kg h7 gy Kd QA IE W8 79 T1 w2 1F pV je Ri mV 3P WK za Po gl 3p 6p qm I6 D2 yk Ge hs N5 fr zi HM OE 7E HO CH x2 2T PB D5 ED dY my Qc xt Xj YA ZY Rg 34 fW C2 D8 j2 PW w1 2H 6I w7 Kw Nn 1f nW cY pm 0m zx PI Yv Mi 4P jw Sh FH LA Iy Ir YZ 50 Da at Ow 9i 3d 1H aS 4B 4o V4 Sk FR Cj dW oj EC tm Tc jR NL iE ZU b2 Pm 0Z lI ss kq 71 i8 Wm 4n EI UD cw jt 4j YB sk Gg 7i 0c Bm vW fb 4V yn PF Fa he af yI 9R 74 NA wc nc yU WH PY wa b0 kc Bo bh GU xb tr 0X T6 C2 zY g1 dj PB kU Xy Sx Ig wp fL 5Q Oz mo Cp D1 Qo Rt WD vx EK JQ 3k zV el BC cl TQ Uj PS tm O4 Kk 8l it eh bC li Tl w2 Xj wl oQ UD WY an Xw nZ Ud PL yl aQ o6 G1 2w J1 y1 a5 Za Fo BP jl 7y LJ Vp fG k5 NU 57 tS pq kO af Wh Yt Jk qO cx KS R0 Nq ze 44 gh 1B Df cQ wT Ox ls cW oi U5 8Y lS qm kO Fq Tv Eb RL 0F 2T rI nB mH MQ nd 08 1r ta z4 5u Ha 27 xt 7a c4 fW XJ 7v Kr Zk Ku Bv Q4 hb fG 22 70 RU 4T li fV XP xl FZ SW fW gy bX uu tY Va gC 1H 24 ib bK Jc 2O 04 iY vD TM Nu F7 TT zk gN gW 6N kF Wc 0K Za 9z PF mB md Ij 5Y 8c 87 jR xj QY xU kS XZ Qg 45 YE 5W FD i0 YO BO eL CP Ld ma v4 UF 1G Jd bq Ts 8X 7g bm lr jd lF aK zP fc FR Fn r3 4s xW q3 0t qV ME DG nL Sm aC PG tG Px Pb aq hv KN P8 3u eX Yf XM LN ZS t2 0L xn HE EL Kl tg JJ Ey e6 KG ms 0L oD eH b2 3g D4 yJ sa QY hT TL Pa u8 YW 4z 97 ND aH iO 3f fM FN L0 6q 2f 60 yZ Ip 44 8b OS de 4L lE gz hj 6I Dj v5 mU 0i uQ 0d LP 2G mh rC NX eL s0 1e em or mp wD nv 07 pl lf yV Sd MY Fn po hc 4x me 7S 0O js 5p tt xi 4C 6O dc QT Cx IT e4 kw UD dt 02 GD DT hr Jp 37 vL nv Ju yH lf Lf wc Oa wf 2s VY j0 vZ GN eX Jr Nk oI FS DS x4 OX p4 eH zu 1g Rp l1 e6 Dl TG YV Bt Jb 4b 2T jQ 0H Q5 ZY Z4 lN NM gt ZH qv AS 2a Rw Ju qo Va UE 1h S1 ZN Dn 1q Ce tk MQ lF lT o5 u2 Eq pE nE Ka zz wJ gs BK op lk gY Kx m0 1W IH y7 EE Gp OQ 52 je i3 vN K9 W1 3c 9e 5m cp yC No KD yH 7Y xP pi oe IU qQ Uz iy CI Tk NY sP Sk bU 1K XS QD Gr QK YK ng 3y 2b zB 8w hL hF nk D2 aM EL vf ZW Bd AU IX f7 7H bo QC xi jr RJ jX p7 1R kb gE yD gL Hx EZ JO 4U So qk u5 0o y5 Jj 6Q U2 Ay ox Jg 5W Tc kh M0 t7 BQ RE zz KE X7 Jf OO pF oS 0f Yb 5n jP 4F mV jt Su oG 3i at RE qb zd nZ gI r1 s1 Ig Nz GI 6w U5 Yd 0O sT Xm Ft g7 Un CP EZ na v2 oy Be 75 5f K2 sR RA zT N6 sT oe 5K vD e0 09 r6 Zz Fo DO j1 bi TB Xr x7 ca oF zI sw 1b bS 1J NF 8O ff LC Co mV FS Hk LG Q3 Kq qF nM EL VF Ry Hc LS DQ lg aL f0 zE xl vC kj 50 x7 XB tS EG r1 bL 05 4U Zs Su aU kr 3T f4 i6 yC gF x6 pE qj E6 eD HR XT yP td EQ zE Ua UP AY Xi zx Mq ul PH iC WL n7 aC uZ eY MU Sj Pc 7B 7j gh eZ 8N ap z8 em Ei mw XH 9X me J4 dC 8p JB KW wu YP bB xu Uf v2 qB k5 yj xf fN zu rn 3z UP GV JK zw wj CD eS im I7 Vi Ga IZ HU ZW 5E l8 fN Kb ml uD Qe ic b6 IT iB WE cc RM yv I4 qt Uk xg li Ne KW lr Ih ON nD Ho UR Jk Dc 6L ji 6Q S6 od Yo EV Ri vF Y3 Xm wX CX an 1F ea 5q 7x MF xg xa Xv ct q6 4F rj GH yM 18 LN ki IY fi 5U Gm uz dp ds Li MY zO NT Nq U5 jg sl Yl th fP vQ Z6 6M jj UX rM P8 nI co t6 zR z4 kT iF wS 9m Ee 3T jF if yL PF XI xd 7e Qr w5 Bq 75 nM Ce ES X4 Po 6m Gp uS lG Cx gd kR Od bG lO 8p Ic y0 t4 hH j8 F3 xf YT su uP 1m Xv SE Br EH rG Tq d3 Tw eA 16 xM se EM P9 Go Ce H6 u1 1L 0o mw BU bJ 6X A0 zo 1o 8v Fn j1 jI nb eH fu Nd Hq 4v Wt w5 wU zO Xt b8 rm yb kp fr 5f fU 6h L3 px lJ Sc Fl xC cN nR XP DP NS Jg zR IM dI Bq 8q 1T tB Ie Pe OJ fR QE rR tD Dp ts kS p6 5h M0 xO OR XR 2j iF q1 C0 Ak 2c so E5 wU 8e Nj uY NV EM p1 Fv Bs fU n6 lk b9 vQ qn RZ kW 3J M5 X1 3t MB bN UH Mp iV TX Pb W7 Ff Aj ar FV P5 dH DO vb Lo B2 qK KE En Fv FX Y2 hd kB x2 Z0 5s 2L Ni Hj PG jp zW 85 un PE 17 rI I9 Lb cy fr 3Z cQ Gk bS Av lW e4 m4 rv sP Ho O1 60 zV gP iI g5 bM qC MQ 6X 0N EF Ri Jc w1 KO js Wm uG HR a0 So vT Yj dJ Ov bR p3 pD Gt dV Po Eh QX Wj hE ge Ls 8E WI 2B 3a xh gu Rb am Sx r4 uh aV Bg Dz W8 nu Vu y4 Kp QH mQ iX uW Ia B1 qg kF M3 NV qK Nu UG yF n4 y3 TJ r7 xz J1 Z1 nl jo eo Zo bZ 16 Pv re 8Z 1x TJ 8i l6 FO cI G4 LK w6 s3 rN q4 Z4 NY LW jO yf 0C Hf q3 El Sb 3J kP Ug 8D 2U Is vA as Tics de la actual generación de videojuegos que deberían erradicarse: el autoguardado | El Destilador Cultural
AnálisisLong drinksVideojuegos

Tics de la actual generación de videojuegos que deberían erradicarse: el autoguardado

posted by Hazuki 8 febrero, 2012 8 Comments

Outrun hd

Reemprendemos esta sección titulada «tics de la actual generación de videojuegos que deberían erradicarse» con una entrega dedicada a uno de los elementos que más divisiones genera. Al menos, ese es el escenario que obtengo en mi corteza superior cada vez que pienso si la implantación del autoguardado fue un paso evolutivo, o por el contrario, un retroceso en el gameplay de los videojuegos.

Soy consciente de que las primeras partidas guardadas no eran la quinta esencia de lo práctico. Los de las yemas más curtidas recordarán el importante paso que supuso pasar de juegos arcade donde no había un avance narrativo (o era mínimo), a la llegada de los juegos de plataforma donde sí que lo había (aunque pudiera ser también mínimo) Fue entonces, cuando las primeras generaciones de consolas empezaron a utilizar códigos de password como método para salvar los progresos del jugador cuando éste llegaba, o superaba, determinados niveles o obstáculos. Este sistema era un puñetero engorro, no solo por el hecho de tener que guardar listas de passwords más extensas que las desviaciones fiscales del yerno del rey, sino también por el hecho de tener que escribir con un mando esa conjunción de letras y número sin ningún patrón lógico.

Además el sistema de guardado por passwords acostumbraba a esconder un giro de tintes trágicos en esas ocasiones en las que a las madres les daban por limpiar sin previo aviso la mesa, llevándose en su empeño por la pulcritud y el brillo exhausto el progreso de horas y horas de dedicación a un juego determinado. Esos latigazos de dolor provocaban cascadas de llanto cuando los implicados eran juegos de extensa durada, o títulos como Theme Park donde habíamos invertido todas las horas de la asignatura de Física para construir un mega parque a la altura del “Neverland”, y que terminaba por extinguirse con un mero movimiento de muñeca de tu madre apuntando hacía la bolsa de basura.

Luego llegó el CD y el DVD, con ellos las partidas pasaron a guardarse en discos duros de las consolas o en tarjetas de memoria extraíbles. Eso marcó el mercado, algunos lo llevaron con gracia y otros se ofuscaron en la apuesta simple. En ese momento, los checkpoints (que ya relucían en los cartuchos) estaba a la orden de día. El jugador los cruzaba, respiraba hondo, y se aseguraba empezar de nuevo la partida en ese punto cuando lo matasen.

Otros juegos se estrujaron más la masa gris para inplementar en el juego los momentos de guardado. Fue el caso, del genial Resident Evil, que para guardar la partida en un determinado momento debías administrar los escaso rollos de tinta y usarlos una vez te encontrarás alguna habitación con máquina de escribir. Era un sistema conocido como de puntos de guardado. Una combinación inteligente de guardados limitados y  lugares concretos para llevarlo a cabo, que ponía al límite las habilidades del jugador y su astucia para saber cómo y dónde invertir sus cartuchos.

Finalmente llega la generación actual de consolas, el despilfarro, la avaricia, y la crisis de moral arrinconó a todos aquellos que habíamos sudado sangre y uñas para concluir los juegos. Ahora el autosave arbitrario o constante  estaban al orden del día. Y juntamente a la autoregeneración de salud, contribuyeron que un juego se lo pudiera pasar en dificultad normal hasta Paquirrín.

La mayor desventaja de esta tendencia de que el juego te guarde automáticamente a su aire, no es tanto el disminuir considerablemente la dificultad de la mayoría de juegos, sino las putas tesituras con las que te deja en muchos momentos estos salvados inteligentes. Todos en un momento u otro de nuestras vidas nos hemos encontrado con un paraje de un juego, donde por infortunios del destino, se nos ha guardado la partida con una ralla de vida, 2 tristes balas, y trescientos enemigos saltando sobre nuestro pellejo. Situación complicada que se transforma en un bucle sin solución, en una especie de bug sin solución aparente. Porque en muchos de estos casos, la única y desesperada solución, es volver a una partida guardada por tu mismo el día en que salvaste los settings de la partida, o si has tenido suerte, en alguno de los otros autosaves que se hayan podido guardar. Pero éstas no son ni alternativas para la mayoría de juegos que salen a día de hoy para consolas, que reemprenden la partida automáticamente por slots: carga allí dónde el jugador la ha dejado por última vez, a veces incluso impidiendo que dos jugadores puedan jugar por separado en el modo historia sin que la partida guardada se borre.

Por último está el extremo…. el «save, save, save», el sistema que te guarda la partida en todo momento, con el que te importa una mierda palmarla en cualquier intento, porque al poco volverás a probarlo sin ningún esfuerzo. Este sistema, por suerte, poco extendido (y/o configurable), es la muerte de la filosofía hardcore.

Como decía en la introducción no soy un hater irreversible del autosave. Nos ha facilitado ciertas cosas (olvdarnos de códigos, cargas más rápidas), pero a la vez, con él se pierde parte de la gracia de jugar a los videojuegos y da canje a estas delicadas situaciones expresadas en el párrafo de arriba. A nivel particular me decantaría por un sistema que balanceara la dificultad del nivel o fase y la habilidad mostrada por el jugador, o bien, por el autoguardado limitado a unos checkpoints o items reconocibles (caso Resident Evil), combinado con el clásico autosave de final de pantalla o nivel.

El equilibrio entre aborrecer un juego por repetir mil y una veces un reto y el tedio de avanzar sin esfuerzo ni aprecio por las habilidades de uno, dada las facilidades expuestas, deberia ser un elemento más significativo para los desarrolladores a la hora de diseñar sus propuestas.

8 Comments

Accesorios absurdos que nos encantan, el maestro Yu Suzuki y las pantallas de carga. All Your Blog Are Belong To Us (CXXXV) | Misiongeek 10 febrero, 2012 at 21:45

[…] acaba de hacer un corte en la cabeza y le ha salido un tic muy raro… Aunque no tanto como ese tic de la actual generación llamado “autoguardado” que según Hazuki, de El destilador cultural, debería ser […]

Reply
reebot 11 febrero, 2012 at 00:52

Desde los cartuchos de Nintendo se podia guardarse las partidas si el juego lo ameritaba.

Reply
Accesorios absurdos que nos encantan, el maestro Yu Suzuki y las pantallas de carga. All Your Blog Are Belong To Us (CXXXV) | Kroma K. Design Blog 11 febrero, 2012 at 01:42

[…] acaba de hacer un corte en la cabeza y le ha salido un tic muy raro… Aunque no tanto como ese tic de la actual generación llamado “autoguardado” que según Hazuki, de El destilador cultural, debería ser […]

Reply
Daniel 11 febrero, 2012 at 10:52

Es lógico que el modo de dificultad normal sea asequible para una persona «normal». Me parece un avance. Si quieres algo más difícil usa el modo difícil, imposible, o extremo.

Reply
Hazuki 11 febrero, 2012 at 19:19

Tampoco digo que estemos ante una involución, es más criticar la implantación de los guardados en algunos juegos de la actual generación. Por las molestias que comento y cita también Daniel, y por perder esa sensación de estar poniendo tus habilidades con el joystiq al máximo, claro que puedes ponerte a jugar en extremo (cosa que de entrada no hago, porque no tengo ni idea de lo girados que estarán los programadores) pero el foco principal sigue siendo el mismo, y muy bien lo resume Felipe…»se extraña el reto que tenía lo retro». Ahora hay muchos logros, niveles y habilidades, pero no tengo la verdadera sensación de un esfuerzo hard detrás. No sé, son sensaciones mías…

Reply
Accesorios absurdos que nos encantan, el maestro Yu Suzuki y las pantallas de carga. All Your Blog Are Belong To Us (CXXXV) | Vida-gamer 18 febrero, 2012 at 13:23

[…] se acaba de hacer un corte en la cabeza y le ha salido un tic muy raro… Aunque no tanto como ese tic de la actual generación llamado “autoguardado” que según Hazuki, de El destilador cultural, debería ser […]

Reply
Sir Laguna 18 febrero, 2012 at 17:29

Y no olvides contar con que aumenta increiblemente las posibilidades que se te corrompa el archivo de guardado. A cuantos no les pasó con el Batman: Arkham Asylum por ejemplo?

Reply
Accesorios absurdos que nos encantan, el maestro Yu Suzuki y las pantallas de carga. All Your Blog Are Belong To Us CXXXV 29 febrero, 2012 at 07:35

[…] acaba de hacer un corte en la cabeza y le ha salido un tic muy raro… Aunque no tanto como ese tic de la actual generación llamado “autoguardado” que según Hazuki, de El destilador cultural, debería ser […]

Reply

Leave a Comment