AcciónShooterVideojuegos

Todo lo que sé sobre Max Payne 3

posted by Hazuki 20 abril, 2011 0 comments

No se lleven al engaño por un título que pretendía llamar desesperadamente su atención. No es que este sujeto se haya entrevistado con Sam Houser. No es que se haya colado en las oficinas de Rockstar Vancouver. Simplemente es que tengo en mi posesión el último ejemplar de la ejemplar Edge, este mes dedicada en portada y cuerpo al esperado retorno del torturado Payne.

Tampoco es que se desvelen muchas cosas que vosotros, respetables lectores, no sepan ya, es más el hecho que después de gastarme 4 pounds y medio en unas cuantas páginas (eso sí muy bien presentaditas) cuando los podía haber invertido en una irresistible pinta de Leffe, que menos que sacarle una entrada a todo el asunto.

Una entrada que por cierto invalida prácticamente esta otra. Max Payne está vivo y coleando, más cascado sí, más viejo también, más jodido y atormentado, por supuesto, si no no sería nuestro anti-herore favorito. Rockstar tiene muy presente reflotar la franquicia con Max Payne 3, y por ello, recalcan señalar que éste no es un proyecto de un solo estudio (Vancouver) sino que cuenta con la cooperación de muchos equipos: Toronto, London, New England.

La historia

Max está fuera de la NYPD, y muy lejos de la oscura Nueva York. Ahora vive en Sao Paulo, la mega urbe brasileña donde la riqueza y la extrema pobreza se tocan. Allí trabaja como agente privado de seguridad. Uno de sus principales clientes es el millonario Rodrigo Branco, y sus dos hermanos. Pese a que el grueso de la acción transcurre en Brasil, habrán tramas de la primera y segunda entrega que evolucionaran en esta última.

Como ya apreciamos en los limitados screenshots vistos hasta la fecha Max Payne luce ahora una poblada barba, cabeza de billar y camiseta imperio. Signos que evidencian aún más la caída psicológica del personaje. Para que tengan una imagen en su cabeza… Max es ahora una mezcla entre Bruce Willis y Zangief.  Pero ojo no siempre vamos a ser un calvorotas, ya que una de las primeras sorpresas que desvela el reportaje de Edge es que habrá saltos en el tiempo dentro de su historia. Así lo explica el director de arte de Rockstar Studios, Rob Nelson: “Siempre estamos jugando con el tiempo en la historia. Nos movemos hacía atrás y hacía adelante. Es algo que nunca antes habíamos hecho en nuestros juegos”

Estilo visual

Los referentes visuales de esta entrega parecen haberse mudado de la coreografía estilizada de las películas de acción de John Woo hacía el estilo crudo, realista y trepidante de Michael Mann. Algo que viendo las primeras imágenes, y desde el punto emocional en el que anda hundido el protagonista, no le podría sentar mejor.

El toque noir en la historia, los personajes, la iluminación y el gameplay sigue muy presente. Esas viñetas en formato cómic que nos narraban los sucesos por lo que transcurría la historia y que de por sí se valían la edición en cómic de lujo, ahora las han sustituido por una galería animada construida con material del propio ingame. Un sistema que al articulista le recuerda al estilo visto en la serie 24.

Para la recreación de Sao Paulo, y tal como suele ocurrir en estos casos, no se han escatimado gastos a la hora de enviar personal a la ciudad brasileña con la misión de jugarse la vida fotografiando y grabando las calles, favelas y cualquier detalle susceptible de ser traspasado al Sao Paulo virtual. Esos pequeños grandes detalles, que ayudan a recrear un entorno realista, con vida propia, y que para el gamer supone ya un mapa permanente  en su cerebro para el día  que se encuentre perdido por un barrio lleno de “gangstas” y quiera salir con vida de él. Ya sea en Sao Paulo, Nueva York o Los Angeles.

   

El Gameplay

Max Payne 3 seguirá en los cauces del juego de acción en tercera persona con desarrollo lineal. En ese sentido, los desarrolladores han hecho especial hincapié en que el juego no resulte un Shooter de corredor, en el que simplemente vayan apareciendo enemigos detrás de las puertas.

También se ha trabajado en integrar el storytelling en el propio gameplay (algo que personalmente creo que deberían aplicarse todos los estudios) con el objetivo de que el desarrollo sea fluido, sin grandes parones de por medio.

Otro de los elementos diferenciadores de la saga, el “bullet-time”, se mantiene en el nuevo título pero con algunas novedades. Su carga, como viene siendo habitual, progresará con la muerte de enemigos. Sin embargo en esta entrega se ha querido potenciar aún más su look cinematográfico, añadiéndole algunos efectos, que aseguran nos harán flipar de gozo mientras los observamos, con tiempo y detalle, a cámara lenta. Además nos podremos lanzar hacía el suelo, unas escaleras, detrás de un objeto, allí dónde se nos antoje, y con la particularidad de que el entorno será inmersivo  y modificable a nuestras propias acciones y las de los enemigos. A nivel de uso, también se afirma que algunos “bullet-time” vendrán preestablecidos en ciertos puntos climáticos del juego con la intención de lograr una experiencia más cinematográfica para el jugador (¿cuantos veces habré escrito esta frase pronunciada por otros?, el día menos pensado la soltaré en medio de una entrevista de trabajo).

Por su parte, están trabajando en un nuevo sistema de cobertura, desde el que disparar sin salir, o salir y disparar, o combinar con el lanzamiento en bullet-time hacía la dirección que queramos.

Armas

A lo largo del juego nos haremos con pistolas, rifles, metralletas y un rifle de francotirador. Al igual que en RDR, el jugador podrá llevar un máximo de tres armas. Sin embargo lo más molón del asunto es que podremos combinarlas, y llevar una arma en cada mano, digamos, una uzi y una magnum, por ejemplo.

¿Y la gran incógnita?

Pues la gran incógnita sigue sin resolverse. Yo supongo que una vez hayan superado el parto de LA Noire se volcarán con Max Payne 3. Y esto debería de traerlo a finales de año, principios del que viene. Pero nunca se sabe.

Sea como sea, las primeras sensaciones de cómo están readaptando la saga a los nuevos tiempos, convirtiéndola en aún más cinematográfica,  con cambio de look y de escenario incluidos, no pueden ser mejores. Pensamiento que ya confirma las nuevas capturas que presenta la revista inglesa. Así va a dar gusto volver a caer en la espiral de violencia y depresión de Max Payne, e incluso de esperar por ello. Porque con Rockstar ya sabemos, no va a soltar la presa hasta que el producto esté bien diseñado, pulido y listo.

Vía Edge


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.