CineReseña

Chris Marker y La Jetée, la fotografía después del cine – Antònia Escandell Tur

posted by Alberto Varet Pascual 2 abril, 2014 0 comments

Chris Marker y La Jetée

La pelea entre la imagen estática y en movimiento es la razón de ser de La Jetée. Un enfrentamiento que hoy, medio siglo después de su estreno, sigue vigente. Ahí está, por ejemplo, la reciente La imagen perdida, de Rithy Panh, para confirmar la importancia del cortometraje de Chris Marker, cuyo inmenso calado misterioso ha propiciado un ingente material literario que encuentra en Chris Marker y La Jetée, la fotografía después del cine, de la española Antònia Escandell Tur, su último acercamiento: una deliciosa y humilde aproximación al universo Marker (la creadora es la primera en reconocer que en poco más de 150 páginas es imposible hacer un sondeo total de ese océano que es la cinta del director francés) que se devora con entusiasmo de principio a fin.

En las manos del lector, lo primero que llama la atención del libro es su delicada edición. Repleta de imágenes fundamentales y acompañada por una pequeña coda final sobre la naturaleza fantasmal de la imagen, el ensayo resulta muy atractivo a los ojos del comprador, lo que no es muy usual en los textos más sesudos.

Su segundo punto fuerte, también notable en el inicio de la lectura, es lo bien escrito que está. Si algo se le suele echar en cara a un estudio sobre una obra es su aridez, no siempre apta para cualquier paladar. Pues bien, esta vez estamos de enhorabuena, ya que la autora se las apaña para hacer que la palabra fluya magníficamente sin dejar de significar durante todos los pasajes. Incluso en el tercero (Secuencia, plano, fotograma), el más denso del conjunto, la escritora pasa con nota la ardua tarea de explicar con claridad las particularidades de las imágenes estáticas y en movimiento, la relación entre ambas y el lugar que ocupa el espectador en ese juego.

Apoyada en ideas y declaraciones de pensadores tan dispares como Ballard, Barthes o Deleuze (es un libro muy generoso y respetuoso en cuanto a citas), Escandell Tur evita el naufragio por acumulación y guía con buena mano su trabajo hasta la conclusión, donde analiza con pericia el montaje (revelador el punto El aleteo del tiempo) y el sonido.

Anteriormente (en los dos primeros capítulos) ya había tenido tiempo de reivindicar con inteligencia el valor de la propuesta markeriana centrándose con conocimiento de causa en el diálogo entre los fotogramas y la voz en off, y desvelando los puntos de vista múltiples que transita el metraje.

Resumiendo, podríamos decir que Chris Marker y La Jetée, la fotografía después del cine justifica totalmente su existencia al aceptar desde su nacimiento la naturaleza infinita de la obra de Marker. Esta humildad para reconocer la imposibilidad de un texto definitivo, la convincente ligereza con la que está escrito y la pasión que palpita sin duda tras cada línea hacen del ensayo una delicia indispensable para los que se quieran acercar (sobre todo por primera vez) al significado de una cinta histórica.

8

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment