Crítica

Fill the void – Rama Bushteim

posted by Jose Luis Muñoz 28 Junio, 2013 0 comments

Fill the void

Estamos acostumbrados a un cine israelí comprometido que versa, casi siempre, sobre su mala conciencia con el problema palestino – la última vista, Una botella en el mar de Gaza, espléndida – y sin duda resulta chocante el film de la debutante Rama Bushteim presentado en el último festival de Venecia y que podríamos calificar como una comedia de costumbres.

El film de esta directora israelita gira en torno a los avatares que rodean la boda de una joven judía (Hadas Yaron, León de oro a la interpretación en el festival italiano), cuya hermana muere en el parto de su primer hijo, con su cuñado viudo (Razia Israelí), y los complejísimos trámites que ambos deben seguir para que el rabino ultraortodoxo y las familias de ambos bendigan esa unión que al principio no ven con buenos ojos.

La película de Bushteim, realizada con primor, todo hay que decirlo, no destila un ápice de emoción ni tampoco hace sonreír al público. A través de una detallada relación de los estrictos ritos del judaísmo, la directora de Fill the void nos introducirá en el complejo, cerrado y arcaico mundo de la ultraortodoxia hebrea, a ojos de un profano tan asfixiante para la mujer como el fundamentalismo musulmán, sin plantear ningún conflicto ni insinuar crítica alguna, seguramente porque es un film hecho por y para ultraortodoxos y además ha sido bendecido por un rabino.

El interés que pueda tener la película rebasa lo estrictamente cinematográfico y se sitúa en el ámbito de la pura antropología. Por si no lo supiéramos, la ultraortodoxia judía, reñida con el mundo moderno, se caracteriza por normas estrictas, obediencia ciega a la autoridad religiosa y ausencia total de carnalidad en las relaciones sentimentales, y así, de ese modo, la pareja protagonista de la historia apenas se habla, menos se mira y, por supuesto, ni se rozan antes de pasar por el altar.  Y quizá tampoco después.

3,5

Blog Widget by LinkWithin


Leave a Comment